Visitas a la página totales

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 20 de agosto de 2016

Mazda CX-5 Grand Touring LX 2.5 AWD 2017 - Parte 2 - Consumo, seguridad y equipamiento.


Una de las cosas que más me gusta de la CX-5 es la forma en que las tecnologías hacen más fácil y segura nuestra conducción sin que los ocupantes sean conscientes de ello; cuando comencé esta prueba lo primero que debía hacer era abrirme paso hasta la puerta de la CX-5 con una cámara y un trípode a través de un diminuto donde no cabe ni un &%$@# carrito del Éxito típico parqueadero, afortunadamente la Apertura Inteligente de Puertas evitó que tuviera que sacar el mando del bolsillo, luego debía salir del parqueadero, apenas encendí el motor las luces se activaron automáticamente en altura e intensidad gracias al Sistema Inteligente de Iluminación o ADB (disponible solo en esta versión), el reducido radio de giro sumado a la cámara de reversa y los sensores de proximidad adelante y atrás me permitieron salir sin inconvenientes, luego debía esperar a que se abriera el portón en una rampa de pendiente pronunciada, la Asistencia de Arranque en Pendiente o HLA frenó la CX-5 y evitó que se rodara; no había salido del edificio y ya me había beneficiado de cuatro sistemas.


i-ACTIVSENSE
Todo esto me lo esperaba y cada momento en que uno de estos sistemas entraba en funcionamiento lo sabía, lo que me sorprendió fue lo que sucedió unos momentos después cuando salíamos de la ciudad y tomábamos la autopista Norte, nos encontrábamos buscando un cajero automático adelante del primer peaje y poco a poco iba acercándome a la línea derecha de la carretera cuando sentí que el timón se hizo más duro y vibró, un momento después la CX-5 se dirigió levemente hacia dentro del carril, todo fue muy suave; el Sistema de Asistencia de Permanencia en el Carril - LKA que unos minutos antes había configurado en su modo más "protector" había detectado que me estaba saliendo peligrosamente del carril (sin poner la direccional, ¡ups!) y había tomado las medidas para advertirme, como no hice nada para remediarlo tomó una acción correctiva.

martes, 16 de agosto de 2016

Mazda CX-5 Grand Touring LX 2.5 AWD 2017 - Parte 1 - Orígenes y nace SKYACTIV

Mazda CX-5 Grand Touring LX
Hace un tiempo, si uno quería la SUV/Crossover compacta con el menor consumo de combustible la mejor opción era una Honda CR-V, si lo suyo eran los acabos interiores entonces la Tiguan de Volkswagen debía ser la elección, ¿capacidad todoterreno sobresaliente?... la Forester, ¿confiabilidad?.... Toyota es Toyota (y de eso hablaré próximamente), ¿un equipamiento sobresaliente y extraordinaria capacidad de aceleración?... Ford Escape y su imbatible Ecoboost, ¿seguridad?... la Forester, Tiguan o Escape hubieran sido las mejores opciones, ¿pero qué tal si uno quisiera todo eso junto en el mismo vehículo?, ¿sería posible?, ¿podría ser que Mazda lo ha logrado?.


Historia.
En términos de producción anual Mazda es una empresa pequeña, según las estadísticas publicadas por la OICA[1], en el año 2014 Mazda fabricó 1,2 millones de vehículos, pueden parecer muchos hasta que uno los compara con las cifras de Toyota, ¡que ese mismo año fabricó más de 10 millones de vehículos!; empresas como Toyota, Volkswagen o GM tienen un músculo financiero inimaginable y cantidades de equipos que trabajan en Investigación y Desarrollo, lo que les permite desarrollar nuevas plataformas, motores, transmisiones y demás sistemas; en ese sentido Mazda se beneficiaba de un gigante automotriz Norteamericano, es algo que ya les he contado en otras entradas pero por si acaso lo explicaré brevemente.

Hace unos años Ford Motor Company poseía la tercera parte de Mazda Motor Corporation, ese matrimonio comercial duró desde 1979 hasta el año 2008 cuando la norteamericana vendió 20 puntos porcentuales de sus acciones, para posteriormente vender otra parte y quedarse solo con el 3% de Mazda; esto sucedió en gran parte por la crisis de las hipotecas subprime o subprime mortgage crisis que comenzó a finales del 2007; Mazda entonces quedó a la deriva y sin la ayuda del gigante norteamericano en una de las peores crisis financieras que ha visto el mundo, era momento de reinventarse.

domingo, 26 de junio de 2016

Como debido al pollo no se venden muchas camionetas en los Estados Unidos

Foto: Motor Trend, http://www.motortrend.com/news/comparison-2015-ford-f-150-vs-ram-1500-chevrolet-silverado/#2015-ford-f-150-ram-1500-chevrolet-silverado-02
Estados Unidos es la tierra de las camionetas en todo el sentido de la palabra, el vehículo más vendido de Estados Unidos durante los últimos 28 años ha sido la Ford F-150, sus competidores directos como la Chevrolet Silverado y las diferentes versiones de la RAM acumulan jugosas ventas también y ocupan los primeros puestos de ventas. Sin embargo hay camionetas que no se ven en el mercado norteamericano, la Toyota Hilux, Volkswagen Amarok, Chevrolet D-Max o Mitsubishi L200 de seguro se venderían muy bien allá, aunque sean camionetas más pequeñas que las de "1/2 tonelada" citadas anteriormente, es un mercado grande y sediento de pick-ups, así que para esto debe haber una razón... y la hay, viene desde los años 60 e involucra unos pollos... sí, leyeron bien, pollos.

Toyota Hilux usada como vehículo de guerra, esta camioneta ha tenido una gran participación en diversos conflictos por su calidad, confiabilidad y capacidad para cargar artillería en su platón, incluso hubo una guerra en su nombre: "La Guerra de las Toyota", algunos accesorios mostrados en la foto como la bandera, los avisos en árabe o el soporte para Browning M2 calibre 50 podrían no estar disponibles en su país.
Como todo comenzó.
Retrocedamos un poco en el tiempo, hasta los años cincuenta, unos años después de terminada la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos había pasado de ser un país agrícola a ser una potencia industrializada, la cual aparte de todo contaba con un vasto territorio, esta serie de factores sumado a un descubrimiento relacionado con la vitamina D permitieron que se desarrollara una gran industria avícola la cual permitía la crianza de pollos en todas las épocas del año, inclusive durante los oscuros inviernos, aunque como este no es un blog especializado en crianza de pollos dejaré ese tema de la vitamina D hasta ahí.

Entremos en contexto, según el Consejo Nacional del Pollo de los Estados Unidos [1] (tal vez no suene como una fuente confiable pero lo es... en serio), antes de 1920 el pollo se servía solo en ocasiones especiales, era una exquisitez como el caviar, el pato, el mero o las hamburguesas de Mercagán; en Europa la situación era similar así que cuando la industria avícola de los Estados Unidos comenzó a prosperar y por ende inundó el mercado Europeo con pollo a precios más accesibles, esto propició un boom, ahora las economías todavía en recuperación de los países Europeos podían acceder a tal exquisitez a precios que no eran prohibitivos (imagínense donde "Cali Mío" o los "Pollos Hermanos" hubieran existido en ese momento).


domingo, 19 de junio de 2016

Las deficiencias de seguridad más relevantes de algunos carros Latinoamericanos al descubierto.

Nuevos resultados de Latin NCAP y de nuevo se hace evidente la brecha existente entre los vehículos comercializados en Latinoamérica respecto a los vehículos vendidos en países donde existe una normativa que establece exigencias mínimas en seguridad. En esta entrada voy a tratar unos casos puntuales, algunos vehículos vendidos en Colombia que son poco seguros, exponiendo las falencias que existen y las razones técnicas (y de normativa) que han llevado a estas situaciones.

El carro más vendido en Colombia es menos seguro que muchos vehículos de 1996.
Me refiero al Chevrolet Sail, antes de hablar de su descarada falta de seguridad les contaré un poco de este mini carro; su nacimiento viene de un joint-venture entre General Motors y una empresa china llamada SAIC Motor Corporation Limited, esta unión tiene una función y es que para que GM pudiera vender vehículos en China y sus vehículos no estuvieran cargados con unos impuestos altísimos, la empresa extranjera debía asociarse con una empresa local con cual compartirían tecnologías, el acuerdo (demás proteccionista) propiciado por las leyes Chinas era más o menos así: SAIC estaría beneficiada por la tecnología y el "know how" de una empresa con experiencia, GM por su parte podría vender sus vehículos a precios razonables en uno de los mercados más importantes del mundo, ah y de paso se podría traer el Sail de los estudios de PATAC (el centro de "diseño" de SAIC en la China) y así tener un reemplazo para el Aveo.


De este modo en el año 2013 aparece el Chevrolet Sail en Colombia, como primicia su carrocería es estampada en una nueva sección de GM Colmotores en Bogotá D.C., con el motor proveniente de China y su ensamble final realizado en la planta tradicional de GM Colmotores. En cuanto al equipamiento de seguridad, el Sail puede contar en el mejor de los casos con doble airbag y ABS; y tengan cuenta que por razones que desconozco, las versiones más equipadas del Sail rondan los 45 millones de pesos, o lo que es equivalente a $1000 USD menos que el nuevo Cruze en los Estados Unidos (que evidentemente trae de serie airbags frontales, laterales, de cortina, control de tracción, control de estabilidad, motor turbo, asistente de parqueo automatizado, etc).
Resultados del Chevrolet Sail en pruebas de choque de Latin NCAP, cero estrellas en prueba de choque frontal y protección para los ocupantes adultos.
¿Y cómo resultó esta mezcla de diseño chino y producción local en cuanto a seguridad? cero, CERO, C E R O estrellas en la prueba de choque independiente menos exigente del mundo: la de Latin NCAP. Solo se realizó la prueba frontal contra barrera deformable a 64 Km/h, pues según cita textualmente el comunicado de Latin NCAP:

domingo, 8 de mayo de 2016

Los airbags defectuosos de Takata son los causantes del recall más grande a nivel mundial

31 de Marzo de 2016. Huma Hanif de 17 años manejaba su Honda Civic del 2002 en Fort Bend County - Texas (Estados Unidos), una Honda CR-V que viajaba delante de ella se detuvo para realizar un giro a la izquierda, Huma posiblemente no se percató del hecho y golpeó por detrás a la CR-V, ella llevaba puesto su cinturón de seguridad y no viajaba con exceso de velocidad, sin embargo y producto de la desaceleración repentina se accionó el airbag del Civic lo cual en otras condiciones la hubiera protegido y seguramente Huma hubiera salido caminando del vehículo con algún dolor en el cuello y malestar por haber golpeado su carro.

No fue así, ella no salió con vida del accidente, una pieza de metal filosa que hacía parte del inflador del airbag salió disparada hacia Huma y le cortó la arteria carótida, el Civic que manejaba Huma Hanif estaba llamado a una campaña de seguridad o recall pero nadie había recibido el aviso de recall, el inflador defectuoso había sido fabricado por Takata [1], similar al que usan algunos vehículos vendidos en Colombia.
Honda Civic 2002 de Huma Hanif, un inflador de airbag defectuoso fabricado por Takata causó las heridas que produjeron su muerte.
El tema de los airbags defectuosos de Takata tiene una gran importancia a nivel mundial por varias razones:

La primera es porque un airbag (que debería protegernos en caso de accidente) se convierte en un elemento pelidroso debido a un defecto, en caso de accidente y así sea uno leve, uno de los componentes del airbag puede enviar partes metálicas filosas hacia los ocupantes a más de 300 Km/h, otra de las razones es porque este es el recall más grande en la historia automotriz (y de productos de consumo), solo en los Estados Unidos la cifra era de 28.8 millones de airbags defectuosos (hace dos días la NHTSA anunció que incluirá entre 35 y 40 millones de airbags más al recall); y para completar el panorama poco alentador Takata no tiene capacidad productiva para reemplazar todos los airbags hasta dentro de unos años, simplemente no pueden fabricar la cantidad de infladores que se necesitan.


Donde todo comenzó.
Según un reportaje publicado por el New York Times [2], en el año 2004 el conductor de un Honda Accord tuvo un accidente en Alabama - Estados Unidos, el airbag se desplegó lanzando partículas metálicas y un reporte de este suceso llegó hasta las instalaciones de Takata; un grupo de ingenieros decidió entonces realizar una investigación al respecto para lo cual recopilaron al menos cincuenta airbags de depósitos de chatarra, posteriormente los airbags fueron probados en secreto y en horarios no laborales en sus instalaciones, de estos infladores dos funcionaron defectuosamente lanzando piezas metálicas a gran velocidad, el resultado fue tan preocupante que el grupo de ingenieros comenzó a pensar en una solución para preparar un posible recall.