Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

lunes, 9 de julio de 2012

Motores diésel (ACPM) conducción y cuidados - Parte I

Colombia siempre había tenido predilección por los automóviles con motores a gasolina, sin embargo con la llegada de algunos automóviles con motores diésel o de ACPM, y con la cantidad de camionetas y SUV que se venden con este tipo de motor es muy probable que uno termine conduciendo un vehículo con motor de encendido por compresión, entonces ¿se conduce igual?... ¿debo tener algún cuidado especial? 

Comencemos por explicar que la principal diferencia entre un motor diésel y uno de gasolina es la forma como se enciende la mezcla dentro del cilindro, en los motores a gasolina se necesita un bujía desde la cual salta una chispa y enciende la mezcla, en los motores diésel la mezcla se enciende por la presión y temperatura generada dentro de los cilindros, de ahí que estos motores tengan relaciones de compresión altas desde 16:1 hasta 22:1 por citar las más comunes, aunque los motores SKYACTIV de Mazda utilizan una relación de compresión de apenas 14,0:1 pero eso será un tema para otra entrada. Las principales ventajas vienen dada por la misma arquitectura del motor, al tener relaciones de compresión tan altas, son motores más eficientes por lo tanto consumen menos; sus piezas son más robustas por lo tanto duran más (piezas internas porque si hablamos de turbocompresores y sistemas de inyección directa la cosa va para otro lado).