Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

domingo, 25 de agosto de 2013

Mazda BT-50 4x4 - Prueba de ruta - Parte 2


Volvemos con la segunda parte de esta prueba, esta camioneta tiene un enfoque que podría tildarse como enfocado hacia el confort y un manejo tranquilo; Esto por la suspensión bastante suave para este tipo de camionetas, por su motor de carácter tranquilo y su habitabilidad.

El espacio para los ocupantes adelante es bastante generoso, para los pasajeros de atrás es un espacio bastante aceptable, aunque la posición del espaldar posterior tiende a ser más vertical de lo habitual, pero es lo normal debido al diseño de la cabina en las camionetas de platón.

Hablando un poco de la cabina, a pesar de que su diseño original ya cuenta con unos años encima, Mazda ha ido actualizando el tablero y sus accesorios. Por ejemplo ahora cuenta con espacio suficiente para un poner un radio de doble DIN. Explico esta parte: un radio de los de "toda la vida" mide 2 pulgadas de alto por 7 pulgadas de ancho, mientras que un radio de doble DIN mide 4 pulgadas de alto por 7 pulgadas de ancho. Este espacio adicional es utilizado para tener pantallas más grandes, sistemas de navegación por GPS, aplicaciones, etc. La Mazda BT-50 de esta prueba contaba con un radio de doble DIN muy práctico y que mejora mucho la apariencia del interior.


sábado, 10 de agosto de 2013

Mazda BT-50 4x4 - Prueba de ruta - Parte 1


Casi siempre que veo una camioneta o un SUV que tiene versiones 4x2 y 4x4 recuerdo una frase que leí en una prueba de Motor Trend hace años: ¿Hasta dónde puede llegar un 4x4 que no pueda llegar un 4x2?. Respuesta corta: Mucho más allá.


Primero repasemos un poco la historia de esta camioneta. La Mazda BT-50 es un facelift de la sexta generación de la Mazda B-Series, es decir una evolución de la Mazda B-2600. Esta camioneta también se comercializó en Colombia y algunos mercados como la Ford Ranger (también se llamó Ford Curier y Ford Everest). Sin embargo la última generación de la Ford Ranger ya no tiene su equivalente en Mazda, debido a que Mazda y Ford ya finalizaron su Join Venture.


En Colombia apareció a mediados de los 80, aunque en realidad esa generación data de 1975; A nivel global la primera Mazda de la Serie B fue en realidad la cuarta generación de esta camioneta, en esa época ya se comenzaba a vislumbrar la calidad de fabricación japonesa y aún hoy, casi 30 años después muchas siguen rodando en nuestras calles (Foto izquierda). En esos años la camioneta tenía un motor de 2.0 litros (Mazda FE) de 80 caballos, muy similar al que tenían los Mazda 626 de la época. La camioneta se ensambló acá en Colombia, al igual que las generaciones siguientes.

En 1987 apareció la siguiente generación (foto de la derecha), con motor de 2.0 litros (B2000), posteriormente con el motor de 2.2 litros (B2200) y en 1995 aparece en nuestro mercado con el motor de 2.6 litros (B2600). Los dos primeros alimentados por carburador y el último ya con un sistema de inyección electrónica, motor muy similar al que tiene actualmente la BT-50 que protagoniza esta prueba.


Ahora sí comenzamos nuestra prueba; la Mazda BT-50 que voy a probar es la 4x4 con motor a gasolina y eso tiene sus ventajas, está muy bien insonorizada, no se sienten las vibraciones propias de los motores diésel y la respuesta es muy lineal, sin embargo la altura sobre el nivel del mar penaliza la potencia y el torque de este motor atmosférico. (prueba realizada en Bogotá D.C. a 2640 msnm).