Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

martes, 24 de septiembre de 2013

Audi A1 Sportback - Parte 2 (Conducción)


Enciendo el motor, que dicho sea de paso está perfectamente aislado, tanto que mi acompañante pregunta si ya lo he encendido (el motor ya estaba en su temperatura óptima de funcionamiento), se trata de un 1.4 TFSI con 122 caballos, este motor tiene un sistema de inyección directa de gasolina y turbocargador, aparte de otros sistemas como tiempo variable de apertura de válvulas. Gracias a todos estos elementos, el motor responde inmediatamente inclusive la altura de Bogotá; a 2600 metros sobre el nivel del mar la falta de oxígeno no priva a este Alemán de acelerar con fuerza a cualquier rango de rpm.

Pongo la caja en D y arranco, en menos de una cuadra ya voy en tercera, en D la caja siempre trata de buscar el cambio más largo posible para reducir el consumo de gasolina, si queremos manejar en modo manual sólo debemos pasar la palanca a la posición de la derecha, aquí podemos hacer los cambios con unas levas que están detrás del volante. La caja responde inmediatamente y como siempre es muy suave, si nos detenemos completamente y hemos quedado por ejemplo en quinta, la caja automáticamente pone primera velocidad. Si queremos frenar con la caja podemos hacerlo y si buscamos el mínimo consumo podemos poner cambios largos e ir tocando el acelerador, pero seguramente el cliente promedio no estará buscando el mínimo consumo en un carro tan divertido de manejar, así que mejor pongamos el modo Sport.

Para eso debemos ubicar el selector en la S, aquí la programación de la caja cambia para mejorar las cifras de aceleración, no busca el cambio más largo, no busca el menor consumo, busca ser divertido y lo logra. Mantiene el motor a un buen nivel de revoluciones donde se encuentra listo para dar todo de sí. Desafortunadamente no cuenta con un sistema de "Launch Control", así que una salida desde cero con la máxima aceleración posible quedaría penalizada, pero una vez está en marcha adquiere velocidad con mucha facilidad, acelera hasta más de 170 Km/h velocidades ilegales sin problema y con una estabilidad digna de un carro concebido en la tierra de las autobahn sin límite de velocidad.

Estamos más allá del peaje de la autopista norte, en los límites de Tocancipá (sí, un jueves en la noche así que adivinaron por donde va la cosa), desafortunadamente cuando llegamos el autódromo está cerrado así que decidimos dar un buen paseo por la autopista, aquí podemos probar la excelente insonorización del Audi, el ruido del viento es casi imperceptible y el del motor no se siente... a menos que aceleremos a fondo, la caja reduce un par de cambios y un sonido ronco anuncia que vamos a pegarnos al asiento, el turbo y la inyección directa hacen que uno sienta que maneja un atmosférico de 6 cilindros al nivel del mar.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Audi A1 Sportback - Parte 1 (Características)



Hay algo especial en los carros pequeños con motores potentes, no es solamente el hecho de que dejan sorprendidos a muchos en la carretera, es también el hecho de que son divertidos de manejar, son maniobrables, se filtran muy bien a través de los espacios que dejan otros carros en la vía (estacionados y en movimiento) y sus reacciones son muy directas debido a la corta distancia entre ejes. 

Carros así hay en buen número, los "Hot Hatch", aunque no se vean mucho por estas tierras, como el Mini Cooper, Fiat 500 Abarth, Skoda Fabia RS, Peugeot 208 GTi... la lista es larga, y hoy les traigo la prueba de uno que llega de Alemania con cuatro aros, caja de doble embrague S-Tronic, inyección directa y un turbo... ¡Esto promete!.


Me refiero al Audi A1, un divertido y lujoso automóvil de Audi, que no está muy difundido pero que día a día va ganando muchos adeptos, quienes encuentran en este carro una solución perfecta para un vehículo seguro, rápido, con excelentes acabados y un nivel de comodidad bastante alto.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Cambio de discos y pastillas - Daewoo Racer/Cielo/Nexia - Chevrolet Corsa - Opel Kadett


En muchas ocasiones he escuchado frases como: "¿Qué puedo hacer para mejorar los frenos de mi Racer/Cielo?", o "mi carro ya no frena igual, qué puedo hacer para mejorar esto?. El problema está cuando la mayoría de personas se limitan únicamente a cambiar pastillas, líquido de frenos y ajustar bandas. Los frenos necesitan mucho más que esto.

Quiero comenzar diciendo que el sistema de frenos no es lo único que influye en detener un vehículo, la suspensión, el reparto de frenado (diferencia de fuerza que ejercen los frenos adelante y atrás) pero sobre todo las llantas son elementos que influyen en que podamos frenar un vehículo con seguridad. Sin embargo entre los elementos del sistema de frenos también existen grandes diferencias en materiales y calidades, así por fuera se vean igual. Y los discos y pastillas son elementos esenciales de este sistema que deben estar en perfectas condiciones.

Así que en este tip del día me voy a centrar en el cambio de pastillas y discos de freno, es un procedimiento muy sencillo que puede ser realizado en casa con las herramientas adecuadas.

Para continuar leyendo hacer clic en "Más información >>"