Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

miércoles, 18 de marzo de 2015

Ford Escape 4x4 - Parte 2 - Motor, consumo y seguridad

En la entrada anterior les hablaba sobre la historia y el equipamiento de la Escape, pero es momento de probar las cualidades de la Escape en la vía y medir su consumo.


Escapando de sus competidores
En carretera es donde el motor de la Escape sale a relucir, deseo probar la capacidad de su motor así acelero a fondo, hay un leve retraso donde parece no haber empuje, esto es algo propio de estos motores turbo y sé lo que viene, un momento después la Escape empuja con bastante fuerza y contundencia, los demás vehículos quedan atrás pero no son los únicos que han quedado atrás, en cuanto a aceleración y adelantamientos sus competidores con motores a gasolina sin turbo no tienen nada que hacer (RAV4, CR-V, ix35, Sportage Revolution, CX-5 y Qashqai), sencillamente la Escape juega en otra liga, donde en términos de rendimiento puede codearse con los pequeños SUV Alemanes y su primo Británico, todos con motores turbo de cuatro cilindros y 2.0 litros (BMW X3, Audi Q5 y Range Rover Evoque).


¿Y qué tan rápida es la Escape con respecto a su competencia?, para esto me remito a una publicación norteamericana llamada Car and Driver que probó a todos los competidores en las mismas condiciones usando elementos de medición muy precisos y aplicando factores de corrección de ser necesario (las pruebas se hacen al nivel del mar y con factores de corrección para presión atmosférica, humedad relativa y temperatura), vamos que es algo serio y no un "En Tocancipá hizo..." o "a mí me parece que...". Aquí les dejo las cifras teniendo en cuenta que todos los modelos de la prueba están disponibles en nuestro mercado con los mismos motores:

domingo, 15 de marzo de 2015

Ford Escape 4x4 - Parte 1 - Historia y Equipamiento


Hubo un tiempo en el que Toyota y Honda dominaban el mercado de los crossover (camionetas pequeñas para que me entiendan aunque el término sea incorrecto), eran los años 90 y las RAV4 y CR-V se vendían como doughnuts de Krispy Kreme en Bogotá; Ford quería un pedazo de esa pastel pero para ser competitivos tenían que usar una plataforma monocasco como las que tienen los automóviles y ellos estaban acostumbrados a usar chasis de tipo escalera/travesaños/largueros como los de las grandes camionetas que eran más pesados y costosos de fabricar, así que Ford aprovechó el "matrimonio empresarial" que tenía con Mazda y convirtieron la plataforma del 626 en una camioneta llamada Escape que tenía una hermana gemela con logos de Mazda que se llamaba Tribute, bueno puede que me haya saltado una parte del proceso pero palabras más palabras menos fue algo así.


Que la Escape/Tribute hubiera partido de la plataforma de un Mazda 626 con "zancos" tenía una gran ventaja: su suspensión trasera independiente: es decir que como su nombre lo indica (y como lo expliqué en un artículo anterior) cada una de las ruedas traseras podía moverse independientemente de la otra en las curvas, desniveles y huecos; de esa forma se logra un mejor control del desplazamiento de la rueda con respecto a la carrocería lo que genera más estabilidad y comodidad. Así que esta primer Escape no era tan torpe y se manejaba casi como un automóvil.