Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Volkswagen y el problema de los TDI


Esta mañana me enteraba de la renuncia de Martin Winterkorn, CEO del grupo Volkswagen AG, después que se destapara el escándalo de los motores TDI de cuatro cilindros de algunos modelos de Volswagen y Audi en los Estados Unidos, estas son palabras mayores.

Por si acaso ud. ha vivido debajo de una piedra los últimos días, o se encontraba de vacaciones en el polo norte y no se ha enterado del escándalo, lo resumo acá y les daré mis impresiones y algunas predicciones al respecto:


Estados Unidos es un país del que se puede decir que tiene dos caras en el tema de emisiones, comencemos por la que concierne al escándalo TDI, por ese lado tiene unas normas bastante estrictas al respecto, que son reguladas por la Agencia de Protección Ambiental o Environmental Protection Agency EPA (para aquellos que lo escriben como Agencia de Protección Medioambiental les vendría bien entrar a la página oficial), bueno volviendo al tema resulta que hay otra agencia involucrada, una que tiene unas normas anti contaminantes aun más estrictas llamada la CARB (California Air Resources Board), quienes se encargan de vigilar y mantener la calidad del aire en el Estado de California y pueden realizar sus propias normas; ambas agencias determinan la cantidad de emisiones contaminantes que puede producir el motor de cualquier vehículo que circule en California (CARB) y en el resto de estados (EPA). Si alguna vez han escuchado las siguientes clasificaciones: LEV (Low Emission Vehicle), ILEV (Inherent Low Emission Vehicle), ULEV (Ultra-Low Emission Vehicle) y ZLEV (Zero Emission Vehicle), son de la CARB, y a su vez bastante famosas en el país del norte.

Ellos se encargan de que los vehículos comercializados en los Estados Unidos pasen por una prueba de homologación para evaluar el nivel de emisiones, aquí ponen el vehículo en un banco de pruebas y simulan un ciclo de conducción que básicamente es arrancar, frenar, dejar el vehículo en marcha mínima (ralentí) volver a arrancar, etc. Hace unos años escribí al respecto, aquí pueden ver la entrada de este blog.

En la siguiente imagen de la EPA pueden apreciar las variaciones de velocidad con respecto al tiempo del ciclo.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Especial de seguridad en Colombia - Parte 3 - ¿Qué camionetas y SUVs son seguras?

En el 2010, una alianza entre Citroën, Fiat y Peugeot dio origen a tres modelos de vehículos exactamente iguales (pero con logos diferentes), el Nemo, Qubo y Bipper respectivamente, la única diferencia era que Citroën ofrecía el Nemo con Control Electrónico de Estabilidad opcional (en el resto era de serie). La ADAC (Allgemeiner Deutscher Automobil-Club) les hizo una prueba sencilla: un cambio repentino de carril a 90 Km/h, la llamada prueba del Alce, el resultado de uno y otro es... bueno véanlo por ustedes mismos (dejo el link del video acá).

Después del desastroso resultado, Citroën equipó a todo sus Nemo con Control Electrónico de Estabilidad en Europa.
En la parte anterior les hablaba sobre la necesidad de tener cierto equipamiento para que una camioneta o SUV tuviera un buen nivel de seguridad, así que ahora les traigo una recopilación sobre los elementos de seguridad disponibles en las camionetas y SUVs que se comercializan en Colombia por rango de precios, esta información la he tomado de cada página web oficial de los distribuidores, ensambladores e importadores, y en algunos casos he tenido que preguntar directamente cuando tenía alguna duda, sin embargo en caso de tener algún error les agradezco que me lo informen a través de los comentarios, comencemos.

Hasta 60 millones de pesos.
Si su preocupación es la seguridad, entonces el panorama acá no es muy esperanzador, ninguna de las SUV ofrecidas en el mercado nacional en este rango de precios cuenta si quiera con Control Electrónico de Estabilidad, un sistema que como les comentaba anteriormente reduce en 73% la probabilidad de un choque con muertes causado por un volcamiento o por salirse de la vía en una SUV[1], y por si pensaban que este es un sistema costoso, según la NHTSA (National Highway Traffic Administration) el Control de Estabilidad cuesta solo $111 dólares adicionales sobre un sistema ABS [2], ¡vamos, un radio con Bluetooth en San Andresito cuesta más!.


Cuando he tenido oportunidad de hablar con algunos representantes del sector me han dicho que el día que haya un decreto que lo exija, ellos pondrán ese equipamiento de seguridad, y yo les digo a ustedes como consumidores: busquen otra opción, una SUV de segunda o un automóvil, en la primera parte de este especial de seguridad les hablaba que en este rango de precios hay unas opciones excelentes en cuanto a automóviles que tienen títulos internacionales de "carro del año", "carro más vendido del mundo", etc; sin demeritar a las SUVs que están acá en la primera lista pero hay que ser realistas, es muy poco probable que alguna vaya a ser ganadora de la SUV del año, del mes o si quiera de un mal día y menos con ese equipo de seguridad.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Especial de seguridad en Colombia - Parte 2 - ¿Es más segura una camioneta, una SUV o un automóvil?

En la entrega anterior les hablaba sobre la seguridad de los automóviles que se comercializan en Colombia, en esta entrega el turno es para las SUVs y las camionetas, un segmento en crecimiento que se ha ido expandiendo hasta tener opciones para todos los gustos, desde mini SUVs como las Duster o Tracker hasta las Full size SUVs como la Chevrolet Tahoe. Una de las razones por las que este segmento ha crecido tanto es porque le da a sus conductores una percepción de seguridad mayor, ¿pero en caso de accidente son más seguros las SUV que un automóvil equivalente?, depende.

Las SUVs le están quitando el mercado a los automóviles, sobre todo en las gamas de tamaño mediano donde antes prevalecían los sedanes tradicionales.
La seguridad pasiva en los vehículos es un concepto que depende de muchas variables: de la velocidad, del entorno, del objeto contra el que se colisione, del lugar del impacto y obviamente del equipamiento de seguridad. Como ven la respuesta sobre cuál tipo de vehículo es más seguro no es tan sencilla, pero debido a que la moda de los SUV ya lleva algunos años en otros países (especialmente en los Estados Unidos) el tema se ha ido investigando pues inicialmente hubo un incremento notable en la cantidad de personas que resultaban heridas o muertas en accidentes de camionetas; y pasaba porque hablamos de un momento donde estos vehículos se volcaban en muchos de los accidentes, la cultura del cinturón de seguridad no estaba tan difundida, no existía el Control Electrónico de Estabilidad, los airbags no estaban disponibles en el segmento y las plataformas de estos SUVs eran más similares a las de una camioneta de carga que a la de un automóvil, en aquel momento las SUVs y camionetas eran menos seguras que un automóvil.

Ford Explorer de primera generación, en aquel momento las SUVs tenían una tasa de mortalidad de sus ocupantes mayor a la del resto de vehículos.
Pero con el tiempo los fabricantes fueron mejorando las plataformas de estos vehículos, muchos dejaron de compartir chasis y suspensiones con camionetas y comenzaron a partir de automóviles con suspensiones elevadas y carrocerías angulosas (para los fabricantes es más rentable partir de una plataforma parcialmente amortizada), así por ejemplo una Mazda CX-5 parte de un Mazda 3, un BMW X5 parte de la Serie 5, una Nissan Murano del Altima/Maxima, y es aquí donde vienen los dos factores más importantes para hablar de la seguridad de las SUV: estas resultaron más pesadas y con mayor centro de gravedad que los automóviles de los que parten.

Más seguras cuando chocan contra automóviles de menor masa - cierto.
En un choque entre dos vehículos modernos, el que tenga un mayor peso (generalmente una SUV o camioneta) va a tener cierta ventaja sobre el de menor peso, esto sucede porque cada uno de los vehículos lleva una energía cinética, la cual (definida por un medio de la masa multiplicada por la velocidad al cuadrado), entre mayor sea también va a ser mayor la energía que le transmite un vehículo al otro en el momento del accidente. Entonces en un choque entre un automóvil y una SUV generalmente va a salir menos afectada esta última, no solo por la masa sino por la diferencia de altura entre las estructuras de absorción de impactos de ambos vehículos que generalmente están más altas en las SUV/camionetas. 

Prueba de choque de la IIHS, donde se investigan los efectos de la diferencia de altura de los vehículos y como afecta esto la seguridad pasiva.

martes, 1 de septiembre de 2015

Especial de seguridad en Colombia - Parte 1 - Seguridad en los automóviles

Hace unos meses me encontraba en un concesionario Mazda al norte de Bogotá, un amigo se había decidido por un Mazda3 Touring (que yo le había recomendado) y estaba llenando algunos papeles, mientras esperábamos uno de los trámites decidimos dar una vuelta por la sala de ventas, teníamos tiempo y el nuevo Mazda 2 era la novedad, una asesora comercial se acercó a enseñarnos el pequeño hatchback, en algún momento nos habló del completo equipamiento de seguridad y como lo haría algún cliente le pregunté si ese vehículo tenía airbags laterales o de cortina (aunque yo sabía que no), su respuesta me dejó anonadado: "No los tiene, pero tampoco los necesita, este carro tiene barras en las puertas". 

Choque lateral de un vehículo con barras laterales contra impactos pero sin airbags laterales o de cortina
La historia se repetiría una semana después en un concesionario Hyundai donde un amigo estaba mirando el i35, en algún momento me llamó y me preguntó por la seguridad de ese carro a lo que le respondí: "Hoy en día no puede presumir de 5 estrellas porque no tiene airbags laterales ni de cortina, por cierto tampoco control de tracción o estabilidad, no es un carro seguro", el asesor que lo estaba atendiendo le acababa de decir que "ese carro ya no necesitaba airbags laterales y por eso Hyundai se los había quitado", lo curioso es que solo se los quitaron acá en Colombia.

No puedo culpar del todo a algunos asesores por su actuar a la hora de tratar con el cliente, por un lado ellos necesitan vender y no asesorar (¿irónico cierto?), seguramente estarán presionados a cumplir una cuota de cierto número de carros por mes por un director(a) comercial que a su vez depende de algún gerente y la cadena de mando seguirá su curso natural, es un negocio y deben vender, así que de vez en cuando los asesores pueden tergiversar algunas características del vehículo para mejorar sus probabilidades de éxito en la venta, eso lo entiendo aunque no lo comparto; lo que en realidad no puedo entender es que puedan engañar a un cliente con algo tan delicado como la seguridad, algo que puede cruzar la línea que separa un herido leve de un herido grave o peor aun, de una muerte. Por eso voy a hacer este especial de seguridad, para que todos ustedes: lectores consumidores, compradores, amigos o familiares de alguien que va a comprar un carro tenga las bases suficientes para escoger un producto seguro.