Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

sábado, 16 de enero de 2016

Guía para escoger una silla para niños - Sistemas de Retención Infantil


Escoger una silla para que los niños viajen seguros en los vehículos no es una tarea fácil, no se trata solo de escoger una marca o modelo, la seguridad de los niños depende de que hagamos la elección correcta dependiendo de la edad del niño, del grupo del niño, los tipos de anclajes, la orientación de la silla (mirando hacia el frente o hacia atrás), la marca, la fecha de fabricación y hasta el vehículo donde se va a usar; así que para ayudarlos un poco les he preparado esta guía sobre Sillas para niños o Sistemas de Retención Infantil - SRI.


1. Las sillas se clasifican por grupo.
Los bebés crecen muy rápido, un día los vez tratando de mantenerse de pié y en un abrir y cerrar de ojos están tratando de escaparse por los pasillos de un centro comercial, pero su curva de crecimiento no es constante y su tamaño de acuerdo a la edad varía por muchos factores, de esta forma dos niños de la misma edad pueden tener tallas muy diferentes entre sí. 

Es por esto que las sillas se homologan y clasifican por grupos de acuerdo a su peso, hoy en día existen dos normas, la más reciente es la i-Size que aunque está desde el 2013 no se ha extendido mucho, está basada en el estándar ECE R129 de las Naciones Unidas y va a convivir con la norma actual que también está basada en un estándar de las Naciones Unidas, en este caso el ECE R44/04 [1]; es de este estándar de homologación que les voy a hablar, primero porque es el más conocido hoy en día y segundo porque estará vigente hasta el 2018.

Aquí tenemos:

Grupo 0: Para niños que pesen menos de 10 [kg]
Grupo 0+: Para niños que pesen menos de 13 [kg]
Grupo I: Para niños con pesos entre 9 [kg] a 18 [kg]
Grupo II: Para niños con pesos entre 15 [kg] a 25 [kg]
Grupo III: Para niños con pesos entre 22 [kg] a 36 [kg].

Hasta aquí no hay mucho misterio, normalmente las sillas para los más pequeños (Grupo 0 y 0+) solo sirven para un grupo en particular, tienen su propio cinturón de seguridad integrado y los pequeñines deberán ir mirando hacia atrás porque es más seguro (es el siguiente punto a tratar en mi guía); en las sillas diseñadas para los grupos I, II y III encontramos una mayor variedad de diseños y especificaciones, muchas de estas servirán a más de un grupo a la vez o serán modulares y el niño irá mirando hacia el frente (sentido de la marcha del vehículo), generalmente estas sillas ya no usan un cinturón de seguridad integrado sino que se valen de uno de los cinturones de seguridad del vehículo para retener al niño.

2. La orientación - Mirando hacia atrás siempre mejor.
Ya hemos identificado a qué grupo pertenece nuestro pequeño, ahora debemos escoger si el niño irá mirando hacia el frente o hacia atrás, y es esta ultima posición la más segura para que el niño viaje en el vehículo, esto se debe a que durante un choque se produce una fuerte desaceleración que lanza al niño rápidamente hacia adelante y lo único que va a detenerlo es el cinturón de seguridad, entonces toda la fuerza producida se va a distribuir en esa pequeña zona limitada al área de contacto entre el cinturón y el cuerpo.


El otro factor a tener en cuenta es que debido a sus dimensiones antropométricas, la cabeza de los niños es proporcionalmente más grande y pesada que la de los adultos, por lo que los músculos del cuello deben soportar una carga muy grande durante un accidente. Debemos tener en cuenta que son músculos menos desarrollados que los de un adulto.

Entonces en caso de choque frontal, si el niño viaja en sentido de la marcha (mirando hacia el frente) la cabeza se moverá violentamente hacia adelante y los músculos (aun en desarrollo) del cuello así como las vertebras cervicales van a estar sometidas a una carga muy grande que va a resultar en mayores probabilidades de lesión para los infantes.

En la siguiente imagen podemos observar que la altura de un recién nacido es aproximadamente cuatro veces el tamaño de la cabeza, a medida que van creciendo la proporción varía; a los dos años la altura del niño es cinco veces la cabeza, en cambio la altura de un adulto es siete a ocho veces la cabeza por lo que proporcionalmente los niños son más "cabezones" (la cabeza de un niño pequeño pesa aproximadamente la tercera parte del cuerpo) y los músculos del cuello deben soportar una carga muchísimo mayor durante un accidente lo que puede resultar en mayores probabilidades de una lesión cervical.

Proporción entre el tamaño de la cabeza y la altura de un ser humano a través de varias etapas del crecimiento.

Pero estos dos factores que he mencionado anteriormente se ven neutralizados si el niño va mirando hacia atrás en el vehículo, porque en caso de accidente toda la fuerza se va a distribuir en una área mucho mayor y el cuello se verá mucho menos afectado pues la cabeza va directamente apoyada sobre la silla y su movimiento estará más limitado. De hecho en muchos países es obligatorio que los niños viajen en sus respectivas sillas en sentido contrario a la marcha hasta al menos los dos años de edad.

En el siguiente video de Volvo se puede apreciar un test comparativo entre ambas orientaciones de silla.


Aunque la mayoría de sillas de los grupos 2 y 3 están diseñadas para que el niño vaya mirando hacia el frente es posible encontrar algunas sillas cuya orientación permita que los niños viajen mirando hacia atrás y no en el sentido de la marcha, si escogen una así los niños irán más seguros.

Eso sí, los niños siempre deberán viajar en su respectiva silla correctamente seleccionada de acuerdo a su grupo, algunos padres creen que con sostener firmemente al bebé o al niño ellos irán más seguros, pero las fuerzas y desaceleraciones que se producen en un accidente son tan grandes y suceden en tan poco tiempo que no servirá de nada así lo lleven con todas sus fuerzas.
El siguiente vídeo del IIHS (Insurance Institute for Highway Safety) es muy ilustrativo respecto a los riesgos de que los niños viajen sin un correcto Sistema de Retención Infantil.


3. Para que sea segura la silla debe ir bien instalada.
Este es un punto importante, de hecho muy importante y es que es muy habitual que las sillas para niños no queden bien instaladas o el niño vaya mal ajustado, o lleve la ropa inadecuada (como chaquetas gruesas que reducen considerablemente la efectividad de los sistemas de retención) y así hayamos escogido una silla segura y viajemos en un vehículo seguro no servirá de mucho si la silla o el sistema de retención infantil no se instala correctamente.

Como todas las sillas son diferentes sería muy difícil hacer una guía de instalación que sirva para modelo disponible en el mercado, pero hay tres consejos que podemos seguir para una correcta instalación:

1. Aunque suene muy obvio no asuma que sabe instalar la silla antes de leer las instrucciones, en la mayoría de los casos puede encontrar que estaba pasando el cinturón de seguridad por el lado equivocado o que debía ajustar los anclajes de alguna forma en particular, recuerde que una silla mal instalada no protegerá al niño.


2. Ajuste muy bien las correas, cinturones y anclajes, esto es algo que aplica para todas las sillas, un buen truco es tratar de hacerle una arruga a las correas de anclaje, si uno es capaz de formar una arruga entonces la correa no está bien ajustada.


3. Evite que el niño viaje con chaquetas o sacos muy gruesos, (esto también aplica para los adultos que viajen en el vehículo), pues la ropa gruesa hace que el cinturón de seguridad esté alejado del cuerpo unos centímetros valiosos y en caso de accidente los sistemas de retención dejan de funcionar correctamente haciendo que los niños puedan salirse de su silla. Es mejor que cuando los niños estén dentro del vehículo viajen con ropa ligera y preferiblemente se encienda la calefacción, esta no consume potencia (excepto la del ventilador que es casi nada) y aparte los niños van más cómodos y seguros.

Aquí aprovecho para recordarles que sucede lo mismo con los adultos, viajar en un vehículo con la chaqueta puesta reduce la efectividad del cinturón de seguridad aparte de la incomodidad pues la ropa gruesa limita los movimientos, dentro del carro mejor evitar la ropa gruesa y preferiblemente encender la calefacción.

En la siguiente imagen se puede ver una prueba de choque usando un dummy o maniquí de pruebas que simula la talla y el peso de un niño, en este caso se ha vestido al dummy con una chaqueta gruesa y acolchada como las que se usan en climas fríos o en invierno, durante el accidente esta ropa hace que el cinturón de seguridad pierda efectividad reteniendo al niño quien alcanza a recorrer una distancia mucho mayor que si no tuviera ese tipo de ropa.


El riesgo va por partida doble, por un lado el niño puede golpear contra el respaldo del asiento que tiene delante o contra otro objeto rígido dentro del vehículo en caso de no ser un choque frontal, pero también es que el cinturón va a detener el cuerpo del niño por un área donde puede producir lesiones más graves o se corre el peligro que toda la fuerza se concentre en un área menor si el cinturón se traslapa entre sí.

Las sillas para niños, mejor en el puesto trasero.
Respecto al puesto más seguro para que viajen los niños siempre va a ser el asiento trasero, (si fuera posible en el puesto central del asiento trasero siempre y cuando haya un cinturón de tres puntos o un sistema de anclajes ISOFIX o LATCH en ese puesto), pero en caso de que no sea posible y los niños deban viajar en el asiento delantero se deben seguir dos recomendaciones importantes:

1. Si el vehículo está equipado con airbags frontales, debe desactivarse el airbag frontal del pasajero, revise el manual de instrucciones de su vehículo el cual le proporcionará la información correspondiente, aunque en la mayoría de vehículos existe un interruptor que permite desconectarlo el cual va ubicado en un costado del tablero (visible al abrir la puerta del pasajero) o en algunos casos dentro de la guantera.

2. En caso de que la silla para niños vaya en el puesto de adelante, esta silla no deberá ir en su posición más adelantada sino en una posición intermedia o desplazada hacia atrás.

En cuanto a los airbags laterales y de cortina usados en conjunto con sillas de niños hay que hacer una salvedad, cuando comenzaron a popularizarse estos airbags hubo algunas preocupaciones iniciales sobre como podrían afectar a los niños en caso de accidente, sin embargo luego de un estudio llevado a cabo por la NHTSA en los Estados Unidos [2], se demostró que los airbags de cortina (esos que se despliegan desde el techo del vehículo y que van desde adelante hasta atrás) mejoran la protección de los niños en caso de choque lateral siempre y cuando los niños vayan sentados en su respectiva silla.

El IIHS también ha estudiado los efectos de los airbags laterales (poco comunes en los asientos traseros pero disponibles en algunos modelos) y de los airbags de cortina en caso de accidentes que involucren niños, al igual que la NHTSA han llegado a la misma conclusión [3], siempre y cuando los niños vayan bien sentados en su respectivo Sistema de Retención Infantil, los airbags laterales y de cortina mejoran la protección en caso de accidente. Lo que sí es peligroso es que los niños (o adultos) vayan recostados en la puerta pues la fuerza con la que se despliega el airbag lateral puede ocasionar lesiones.


En el caso de los airbags integrados en los cinturones de seguridad traseros (como los de la Ford Explorer o el Mercedes-Benz de la Clase S), estos son perfectamente seguros para los niños y mejoran el nivel de protección en caso de accidente [4], sin embargo como norma general siempre lea el manual de instrucciones de su vehículo para conocer si debe tener en cuenta alguna recomendación adicional al momento de la instalación de un Sistema de Retención Infantil en vehículos equipados con airbags integrados en los cinturones de seguridad.

4. Las sillas ahora se fijan al vehículo a través de Isofix.
Con el fin de facilitar la instalación de las sillas infantiles y de mejorar el anclaje de estas al vehículo, en 1996 se estandarizó un sistema de anclajes que funcionaría en todas las marcas de vehículos y de sillas, esto se logró a través del estándar ISO 13216 mejor conocido como ISOFIX o LATCH (en los Estados Unidos).


Una de las ventajas del sistema ISOFIX es que reduce la probabilidad de que la silla se instale incorrectamente, además simplifica el proceso de instalación y la silla ira más fija que solo con el cinturón de seguridad.

Reconocer cuando una silla para niños tiene ISOFIX es muy sencillo, las sillas equipadas con este sistema tienen dos elementos rígidos que sobresalen de la parte posterior y que se enganchan en unos puntos de anclaje metálicos que se encuentran en el pliegue de los asientos los cuales están unidos firmemente a la carrocería del vehículo.
Estos dos puntos de anclaje se complementan con un tercer punto, el cual es un gancho con una correa (similar a la de los cinturones de seguridad), va por la parte superior de la silla y es conocido como el dispositivo anti rotación o Top Tether. Su función es evitar el movimiento excesivo en la parte superior de la silla, por ejemplo en choques laterales y proporciona un anclaje más firme que limita el movimiento del sistema de retención infantil; también es el punto de anclaje donde más cuidado debe tenerse durante la instalación, pues la correa debe quedar muy bien tensionada.



Para reconocer si un vehículo tiene un sistema de anclaje ISOFIX o LATCH, debemos buscar el siguiente símbolo, el cual por norma debe estar visible.


5. No todas las sillas son seguras.
¿Cómo sé qué tan segura es la silla que quiero comprar?
Aunque uno podría pensar que una silla de niños por ser de marca reconocida y un precio alto debe ser segura, mientras que una de marca poco reconocida o de precio bajo no, en cuanto a Sistemas de Retención Infantil es difícil generalizar; es cierto que un gran número de sillas de precio muy bajo resultan con poca puntuación en evaluaciones de seguridad pero también he visto evaluaciones de sillas costosas que ofrecen una pésima protección, también he visto casos de sillas de la misma marca y rango de precios que obtienen calificaciones completamente diferentes; por eso lo que les puedo recomendar es que eviten comprar una silla que no haya sido probada por alguna institución independiente y que obviamente haya aprobado con una buena calificación.

Así que cómo pasa con los vehículos, lo mejor es echar mano de los resultados en pruebas que evalúan qué tan seguras son las sillas para niños, aquí les dejo algunas páginas que pueden consultar.

Las pruebas del ADAC en Alemania.
El ADAC es el Automóvil Club de Alemania (Allgemeiner Deutscher Automobil-Club e.V.), no solo opera una gran flota de vehículos taller (los ángeles amarillos), también posee una flota de 44 helicópteros ambulancia distribuidos estratégicamente con el fin de que el tiempo máximo para que lleguen al lugar de un accidente en cualquier punto en territorio Alemán sea de máximo 15 minutos, y por si fuera poco llevan una gran cantidad de investigaciones, ensayos y pruebas de choque relacionadas con la seguridad vial.


No es de extrañar que el ADAC sea una de las instituciones que más pruebas de choque realiza en sillas para niños y donde se puede conseguir una gran cantidad de información sobre la seguridad que ofrecen las sillas para niños en el mercado.

En el siguiente link pueden encontrar información sobre las sillas de niños evaluadas por el ADAC.
https://www.adac.de/infotestrat/tests/kindersicherung/kindersitz-test/default.aspx?ComponentId=29903&SourcePageId=31900

El Plus Test de Suecia.
Actualmente es el test de sillas para niños más riguroso del mundo, fue desarrollado entre el VTI (Instituto Nacional Sueco de Investigación en Transporte y Carreteras), la NTF (Sociedad Nacional Sueca para la Seguridad en Carreteras), Folksam, SIS (Instituto de Estandarización de Suecia), Volvo y algunos representantes de los fabricantes de sillas para niños [5].

Este test le presta especial importancia a la cabeza y el cuello, mide las fuerzas a las que está sometida el cuello de los niños durante un accidente. Aunque esta prueba no se realiza en otros países de Europa y no hace parte de las pruebas necesarias para homologar una silla de niños en la Unión Europea, toda silla que haya aprobado el Plus Test ofrece un nivel de seguridad adicional para la cabeza y el cuello de los niños.

La prueba del IIHS.
El IIHS en los Estados Unidos realiza la "Booster Evaluation" en la cual se prueba qué tan bien funciona el diseño de la silla para que los cinturones de seguridad protejan correctamente al infante (de edades comprendidas entre los 4 y 8 años); este es un claro indicativo sobre el nivel de protección que puede proporcionar una silla o Sistema de Retención Infantil.


Las calificaciones otorgadas por el IIHS son:

Best BETs: Son sillas que proveen un buen ajuste del cinturón de seguridad para niños entre los 4 y 8 años de edad en casi cualquier automóvil, minivan, SUV o camioneta.
Good BETs: Ofrece un ajuste de cinturón aceptable en la mayoría de automóviles, minivans, SUVs o camionetas.
NOT RECOMMENDED: No proporciona un buen ajuste del cinturón y debe evitarse su uso.

Aquí pueden consultar las sillas evaluadas:
http://www.iihs.org/iihs/ratings/child-boosters/best-bets

6. Las sillas para niños tienen fecha de vencimiento.
Las sillas para niños están fabricadas con varios materiales, la mayoría de estos son polímeros que van perdiendo sus propiedades mecánicas con el paso del tiempo, no solo por los cambios de temperatura sino por los rayos UV y la misma degradación del material. La mayoría de las sillas para niños tienen una vida útil de unos seis años desde la fecha de fabricación, después de eso la protección no está asegurada.



También es importante tener en cuenta que las sillas de niños así como los cinturones de seguridad o los cascos para motociclistas deben ser desechados después de un accidente, así aparentemente no hayan sufrido daños visibles, pues estos dispositivos están diseñados para proteger en un único accidente, luego no pueden asegurar un correcto funcionamiento.

7. ¿Qué debo hacer para cumplir con las normas en Colombia?
En Colombia no existe una reglamentación que obligue a que los niños viajen en sentido contrario a la marcha hasta cierta edad, (aunque en ese sentido es mejor guiarse por normas internacionales), lo único que dice al respecto es que los menores de dos años deben viajar en una silla que "garantice su seguridad y que permita su fijación a él (vehículo)"*; Aquí les dejo el párrafo extraído del Código de Tránsito [6] donde en su artículo 82 dice lo siguiente:


*N del A. Ese "él" no debería llevar tilde, pues no están fijando la silla al conductor sino al vehículo.

Espero que esta pequeña guía le sirve como referencia a muchos padres al momento de escoger un silla o sistema de retención infantil, es muy importante hacer una correcta elección en tanto que la seguridad de los niños va a depender de ello.

BIBLIOGRAFÍA

[1] UNECE. Agreement concerning the adoption of uniform technical prescriptions for wheeled vehicles, equipment and parts which can be fitted and/or be used on wheeled vehicles and the conditions for reciprocal recognition of approvals granted on the basis of these prescriptions. P.6. [Citado el 27 de Diciembre de 2015] Disponible en <http://www.unece.org/fileadmin/DAM/trans/main/wp29/wp29regs/r044r2e.pdf>

[2] Side Impact Airbags. NHTSA. [Citado el 15 de Enero de 2016] Disponible en <http://www.safercar.gov/Vehicle+Shoppers/Air+Bags/Side-Impact+Air+Bags>

[3] Child Safety - Q&As. Insurance Institute for Highway Safety. [Citado el 15 de Enero de 2016] Disponible en <http://www.iihs.org/iihs/iihs-website-search?q=side%20airbags%20child>

[4] Laying the groundwork for safety improvements for back-seat occupants. Status Report, Vol. 49, No. 11 | December 23, 2014. IIHS. [Citado el 15 de Enero de 2016] Disponible en <http://www.iihs.org/iihs/sr/statusreport/article/49/11/3>

[5] Accredited crash testing, child restraint systems. VTI. [Citado el 15 de Enero de 2016] Disponible en <http://www.vti.se/en/vti-offers/crash-safety-testing/child-car-seats/>

[6] COLOMBIA. Código de Tránsito de Colombia. [Citado el 27 de Diciembre de 2015] Disponible en <http://www.colombia.com/noticias/codigotransito/t3c3.asp>

2 comentarios: